Bogotá, 28 de diciembre de 2018 . Luego de evidenciar que  91 de los 115 municipios del departamento completaban 6 y 18 años sin realizar la actualización de sus registros catastrales, el contralor del departamento, Ricardo López Arévalo fijó un plan de acción que permitiera fortalecer los recursos de las alcaldías.

Como resultado de la gestión emprendida las administraciones de los municipios de Cáqueza, Choachí, Jerusalén, Silvania ( vigencia 2017), Fusagasugá y Nemocón (en trámite) promedian un total aproximado de incremento de recursos propios en cuantía de $4.449.724.575, estableciendo así una buena práctica administrativa, en la correcta sostenibilidad presupuestal y financiera de las entidades territoriales municipales.

Al mismo tiempo 85 municipios realizaron trámites para el proceso de conservación catastral en convenio con la Gobernación de Cundinamarca, la Corporación Autónoma Regional CAR y el Instituto Geográfico Agustín Codazzi- IGAC. El incremento aproximado del avalúo proyectado para 2019, según convenio está previsto en $499.592.689.900

“Esta decisión de las alcaldías mejora la calidad de vida de la población cundinamarquesa, aumenta los recursos propios y de libre destinación de las entidades territoriales y mejora la inversión de recursos en los diferentes sectores (social, educación, salud, infraestructura, deporte, recreación, etc.)”, precisó el contralor, López Arévalo-

 

Consulte más información en nuestra web

 

 

Bogotá, 28 de diciembre de 2018.  Los proyectos presentados por estos tres contralores escolares se destacaron por contribuir y dejar huella en el marco del ejercicio del control y vigilancia de los recursos públicos en sus respectivas comunidades educativas.

En la tercera versión de la convocatoria realizada por la Contraloría de Cundinamarca se presentaron, 23 propuestas de las cuales 9 cumplieron con las bases del concurso Semillero de Valores, en el marco del ejercicio del control y vigilancia de los recursos públicos en el sector educativo del departamento y de las cuales, 3 resultaron ganadoras al ser consideradas como mejores experiencias.

Es así, como la contralora escolar, Erika Jimena Rubio Rodríguez de la  I.E.D.  IPEBI de Fómeque fundamento su propuesta (Sembrando semillas sobre el cuidado de lo público) a través de actividades en las que socializó la promoción de una cultura de veeduría para que sus compañeros de colegio recibieran información sobre la importancia de vigilar y liderar proyectos que establezcan el cuidado de lo público.

El contralor escolar, David Méndez Camelo de la I.E.D. José Neira de Machetá le dio respuestas claras a su comunidad educativa sobre la función de los contralores escolares y activó su propuesta “Compromiso de corazón por la transparencia”, concientizando la cultura de un buen control fiscal, al visibilizar la forma como se invirtieron los dineros de su institución educativa, planteando el mantenimiento requerido a la infraestructura y el mantenimiento de las sedes, al demostrar que los baños de los hombres permanecían inundados y realizando un seguimiento al Plan Alimentario Escolar PAE  y al transporte escolar en las sedes más alejadas del casco urbano. En este caso también presentó una denuncia ante el organismo de control para que se verifique el agrietamiento de pisos y paredes en varios sectores del colegio que están en riesgo de colapso, en la zona de laboratorios donde se agrupan entre 30 y 40 estudiantes.

Por su parte, la contralora escolar Laura Vanessa Martín Aldana de la I.E,.D. Monseñor Agustín Gutiérres de Tibirita con su proyecto “Pintando sonrisas, renovando sueños” planteó renovar  los ambientes recreativos de la sede Teguavita, con el apoyo de las directivas y de los estudiantes que realizaban trabajo social obligatorio, exigido como requisito para graduarse.

De esta manera, los equipos y espacios destinados para la recreación deteriorados por su exposición a los cambios climáticos y por el paso del tiempo fueron intervenidos, para brindarles condiciones dignas de esparcimiento a los niños de menores grados.

En marzo de 2018 se posesionaron 295 contralores escolares, estudiantes de los grados 9°,10° y 11° de 354 Instituciones Educativas del departamento en cumplimiento al Plan estratégico 2016-2019 de la Contraloría de Cundinamarca y de la ordenanza 182 de 2013.  Durante su periodo, el organismo de control fiscal lideró jornadas de capacitación, así como la invitación a participación en el II Congreso de Contralores en Sopó, convocado por la Personería de este municipio.

Este grupo de contralores escolares por primera vez conformó veedurías para hacer seguimiento a los Planes de Alimentación Escolar, PAE, convocadas mediante la circular del 16 de marzo por el contralor departamental y presidente de la Comisión Regional de Moralización, Ricardo López Arévalo ante el incremento de denuncias por presuntas irregularidades y demoras en el servicio.

 

 

Bogotá, 28 diciembre de 2018. Por primera vez, el organismo de control explicó en detalle que el proceso auditor vigencia 2017, dejó beneficios (cuantitativos y cualitativos) que constituyen un impacto real positivo derivado de este, reflejados en la recuperación, ahorro y mitigación del riesgo, que fortalecen la administración pública para cumpla con las funciones esenciales del estado con la debida inversión de los recursos públicos.

De esta manera se establecieron beneficios cuantitativos por cuantía de $163.256.712.941 para la vigencia 2017, representados en  los sectores de obras inconclusas, terminadas y puestas al servicio; en salud la estrategia USATÓN, lo que se compra se usa;  la actualización y conservación catastral; así como el proceso de responsabilidad fiscal y el proceso de cobro coactivo.

De igual manera, se  socializó el resultado en la gestión realizada durante la vigencia 2017 en las observaciones del contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo, en cumplimiento del Plan Estratégico 2016-2019, en temáticas como: la recuperación de la cartera morosa de las E.S.Es; la implementación de Políticas Públicas, Población Vulnerable y Accesibilidad; Autoevaluación efectiva y evaluación independiente, transparente del Sistema de Control Interno; el fortalecimiento de las competencias de los servidores públicos de los sujetos de control; el proceso de capacitación y fortalecimiento del control social; el ejercicio del control fiscal a través del SIA-Contraloría y el Control fiscal Ambiental.

El trabajo en equipo en la contraloría de Cundinamarca garantizó la socialización de estos de resultados inicialmente,  ante los propios funcionarios de la entidad,  al generar  conciencia sobra la gestión que se cumple en beneficio de las comunidades en el departamento y del control territorial  y posteriormente, ante la Auditoria General de la República.

Consulte, los detalles de la presentación en nuestras redes sociales.

 

 

Bogotá, 28 de noviembre de 2017. Alarmada por la falta de atención a la población con discapacidad el organismo de control fiscal presentó el diagnóstico para identificar si las alcaldías contaban con la Política Pública Municipal de discapacidad aprobada mediante acuerdo municipal y si funcionaba o no la accesibilidad física en los despachos municipales para atender a la población con discapacidad física y/o movilidad reducida.

De esta forma, estableció un procedimiento en el que solicitó a los personeros mediante una encuesta sustentar un primer diagnostico en la vigencia 2016, lo que permitió precisar que 85 de 115 municipios no contaban con la Política Pública municipal de discapacidad y que 81 municipios no reunían las condiciones en cuanto lo exigido por la accesibilidad física en despachos para atender a la población con discapacidad física y/o movilidad reducida.

“La falta de inclusión dejó ver la desatención a esta población en sus necesidades básicas y los obstáculos que enfrentaban para no participar equitativamente en sociedad”, advirtió el contralor departamental, Ricardo López Arévalo.

Así las cosas, el jefe del ente de control fijó un seguimiento permanente para que se cumpla con esta normatividad como herramienta de planificación y focalización de recursos públicos en los municipios, de tal forma solicitó la actualización del Registro de Localización y Caracterización de las personas con discapacidad para que se asignen los recursos suficientes y garantizar que la infraestructura pública cumpla con el diseño universal y las normas técnicas de accesibilidad.

De acuerdo con el resultado de la gestión el más reciente reporte de la vigencia 2017,  determina que 63 municipios avanzaron en la implementación de la Política Pública municipal de discapacidad (47 municipios en formulación y 6 no habían iniciado formulación). Al tiempo que 31 municipios registran acuerdo municipal. En cuanto a la accesibilidad en los despachos de las alcaldías municipales en Cundinamarca, se estableció que a 2018, 63 son accesibles.

El liderazgo que ha tenido la contraloría departamental se señala como buena práctica como valor agregado en la gestión fiscal y mejoramiento de la calidad de vida de una parte de la población en Cundinamarca.

Consulte más detalles en nuestra web

 

 

Bogotá, 13 de diciembre 2018. Zipaquirá, 27 de noviembre de 2018. El anuncio fue hecho por el gobernador de Cundinanamarca, Jorge Emilio Rey durante la tercera sesión descentralizada convocada por Comisión Regional de Moralización en las instalaciones del centro hospitalario, en la que participaron las autoridades de la red hospitalaria del departamento y los representantes de los organismos de control y vigilancia de Bogotá-Cundinamarca.

También se hizo pública la asignación de la E.S.E. Hospital Universitario de la Samaritana, gerenciada por Javier Fernando Mancera como responsable del proceso de operación del nuevo hospital de Alta Complejidad que tendrá cobertura para el norte del departamento y se estima atienda a cerca de 500 mil usuarios.

Por su parte, el contralor de Cundinamarca y Presidente de la Comisión Regional de Moralización, Ricardo López Arévalo destacó la gestión articulada generada entre la alcaldía de Zipaquirá y la gobernación departamental para garantizar el servicio a la población cundinamarquesa del norte del departamento. “De esta manera se pone freno al macabro paseo de la muerte que han enfrentado algunos ciudadanos en Cundinamarca y se establece una atención cercana, especializada e inmediata”, puntualizó.

López Arévalo destacó la entrega de la obra pero insistió en que la Comisión de Moralización seguirá atenta al seguimiento del cronograma anunciado que busca la operación, que según anuncio es responsabilidad de la ESE Hospital Universitario de La Samaritana y puesta en servicio del Hospital de Alta Complejidad de Zipaquirá para que se brinde un servicio digno en salud.

El evento contó la presencia de los gerentes de los hospitales de la región norte del departamento que señalaron la importancia del funcionamiento de la red hospitalaria, una vez el hospital de Zipaquirá abra sus puertas. Así mismo asistieron, entre otros, los delegados de la Superintendencia Nacional de Salud.