Boletín 24, Bogotá, 15 de agosto de 2018. Este fue el resultado del USATÓN, programa liderado por la Contraloría de Cundinamarcapara incentivar a la red hospitalaria a que usen lo que compran con recursos públicos,  luego de conocer el reporte de las auditorías vigencia 2015-2017a los 43 hospitales  y 10 ESE Centros de Salud de Cundinamarca en el que se estableció de acuerdo a la información aportada por los mismos gerentes que1.700 equipos no habían sido puestos al servicio, entre los que se destacan: mamógrafos, equipos de rayos x, ecógrafos, ventiladores, camillas, lámparas, desfibriladores e incubadoras.

El contralor departamental, Ricardo López Arévalo ha sido enfático en señalar que también se incurre en un detrimento patrimonial“cuando aquello en lo que se destinódinero público no se utiliza” y en desarrollo del proceso de beneficios de control fiscal requirió a los gerentes y al gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey para evitar un presunto detrimento patrimonial.

Luego de jornadas de trabajo continuasentre la Secretaria de Salud y los gerentes se activó la red y se acordó la puesta en servicio de los equipos en los propios hospitales (837 bienes por valor de $2.285 millones de pesos), también a través de contratos de comodato se determinó la entrega o recibo de los equipos entre hospitales para darlos al servicio (366 bienes por valor de $982 millones de pesos) por su parte, la Secretaria de Salud  gestiona de manera prioritaria la habilitación y adecuación de los servicios necesarios para el funcionamiento de 497 bienes por valor $2.602 millones de pesos.

De esta manera, se generan beneficios de control fiscal por más de $5.800 millones aproximadamente representados en la utilización de 1.700 equipos hospitalarios. “Ahora, la contraloría verificará si los soportes reportadospor los gerentes hasta el 31 de agosto corresponden al efectivo uso del bien. Igualmente se ejercerá vigilancia a través del respectivo plan de auditoría del organismo de control fiscal ”, precisó López Arévalo.

Así mismo,  destacó que este ejercicio de buenas prácticas  establece que en adelante los bienes que se adquieran deben contar con los estudios previos de necesidad que garanticen su uso y servicio.  Por esta razón requirió al Gobernador del departamento para que el proceso de adjudicación de  los equipos  en la red hospitalaria se haga con la presencia del organismo de control.