Bogotá, 16 de octubre de 2018.  El aplazamiento en la apertura del servicio médico en el hospital de Zipaquirá hizo que el contralor departamental, Ricardo López Arévalo expusiera la situación ante la Comisión Regional de Moralización Bogotá-Cundinamarca para que se articularan los integrantes y se adoptaran las medidas del caso.

Una vez conocidas las explicaciones de parte del Gobernador del departamento, Jorge Emilio Rey y su equipo de gobierno y el alcalde de Zipaquirá, Luis Alfonso Rodríguez, entre otras autoridades los comisionados asistentes se pronunciaron reclamando el obligatorio cumplimiento al derecho a la salud de los cundinamarqueses afectado por las demoras en la atención y en la dotación de la sede hospitalaria.

La procuradora Regional de Cundinamarca, Magda Patricia Morales anunció una actuación preventiva especial a actuaciones hechas por el alcalde de Zipaquirá, Luis Alfonso Rodríguez Valbuena. Acciones que fueron respaldadas por el contralor auxiliar de Bogotá, Andrés Castro Franco y  el Defensor Regional, Julio Enrique Quintero Castellanos, al considerar que la ubicación estratégica de este hospital atendería la demanda de servicio que tanto se reclama.

El contralor departamental, como Presidente de la Comisión de Moralización, señaló además, que este caso tendrá seguimiento especial de los organismos de control y vigilancia. Al mismo tiempo, se conoció que en 15 días, el gobierno departamental recibe la terminación de los trabajos en las instalaciones del hospital, momento en el cual se espera que en el menor tiempo posible se habilite el servicio.