Bogotá, 19 de octubre de 2018.  Al confirmar la presencia en los 116 municipios de Cundinamarca, el jefe del ente de control, Ricardo López Arévalo, indicó que es la forma para hacerle frente a los hechos de corrupción que dejan sin colegios, hospitales, centros de salud y plantas de tratamiento de agua potable, entre otras obras públicas a los cundinamarqueses.

“Salir del escritorio en Bogotá y llegar hasta los sitios más distantes de las cabeceras municipales en las 15 provincias, es lo que nos ha permitido fortalecer los procesos fiscales que adelanta la contraloría. Se ha verificado, por ejemplo, la construcción de unidades sanitarias en lugares donde no se requieren, el abandono de plantas de tratamiento de aguas residuales PTAR o el cierre de centros y puestos de salud”, explicó López Arévalo.

Las 16 audiencias públicas que se han realizado (2016-2018) han permitido rendir cuentas sobre la gestión en la debida inversión de los recursos públicos, también atender las inquietudes y aportes que hacen los ciudadanos y veedores, entre otros.

La invitación a los cundinamarqueses es que participen en las convocatorias a las audiencias públicas, espacios en los que se genera un verdadero diálogo directo y real que garantiza el seguimiento a los compromisos asumidos por las administraciones locales con proyectos que atiendan las necesidades de las comunidades.

A la par de dar a conocer la gestión de la contraloría atendemos las quejas que exponen los ciudadanos, “Este es un control fiscal que busca al ciudadano en las regiones y le da soluciones”, puntualizó, el jefe del ente de control departamental.

 

Consulte el registro de las audiencias públicas: https://goo.gl/f9YrCc