Bogotá, 22 de octubre 2018.  Se destaca así, el acompañamiento que realizará la Superintendencia Nacional de Salud, a cargo de Fabio Aristizábal Ángel con temas de gran impacto para los cundinamarqueses, entre los que se destacan: el avance de la recuperación de la cartera morosa entre EPS e IPS, el sistema de habilitación, las redes de servicios y las obras inconclusas en las sedes hospitalarias.

De esta manera, el superintendente de salud participará en la próxima sesión en noviembre, de la Comisión Regional de Moralización, Bogotá- Cundinamarca en la que se verificará la gestión adelantada por la Gobernación de Cundinamarca, la Secretaria de Salud departamental y la alcaldía de Zipaquirá, entre otras, encargadas de definir sin más dilaciones, la operación y el servicio del Hospital de Alta Complejidad de Zipaquirá.

Se compartió además, la decisión de analizar la situación de la EPS Convida y revisar en conjunto nuevo marcos normativos de iniciativas legislativas, entre otros, temas

El contralor departamental, Ricardo López Arévalo explicó ampliamente  los beneficios de control fiscal, cuantitativos y cualitativos que se han registrado en el sector salud.  En el encuentro también se hicieron presentes los gerentes de los hospitales de la Samaritana, Javier Fernando Mancera,  de Facatativa, Luis Alberto García Chávez y de Chía, Rosemberg Rincón, entre otros.

La contraloría de Cundinamarca fortalece así con la Superintendencia Nacional de Salud una alianza estratégica en procura del respeto al derecho a la salud en el departamento. Por su parte, el jefe del ente de control agradeció al doctor Aristizábal Ángel el espacio ofrecido para conocer de primera mano el panorama de la salud en Cundinamarca.