Bogotá, 28 diciembre de 2018. Por primera vez, el organismo de control explicó en detalle que el proceso auditor vigencia 2017, dejó beneficios (cuantitativos y cualitativos) que constituyen un impacto real positivo derivado de este, reflejados en la recuperación, ahorro y mitigación del riesgo, que fortalecen la administración pública para cumpla con las funciones esenciales del estado con la debida inversión de los recursos públicos.

De esta manera se establecieron beneficios cuantitativos por cuantía de $163.256.712.941 para la vigencia 2017, representados en  los sectores de obras inconclusas, terminadas y puestas al servicio; en salud la estrategia USATÓN, lo que se compra se usa;  la actualización y conservación catastral; así como el proceso de responsabilidad fiscal y el proceso de cobro coactivo.

De igual manera, se  socializó el resultado en la gestión realizada durante la vigencia 2017 en las observaciones del contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo, en cumplimiento del Plan Estratégico 2016-2019, en temáticas como: la recuperación de la cartera morosa de las E.S.Es; la implementación de Políticas Públicas, Población Vulnerable y Accesibilidad; Autoevaluación efectiva y evaluación independiente, transparente del Sistema de Control Interno; el fortalecimiento de las competencias de los servidores públicos de los sujetos de control; el proceso de capacitación y fortalecimiento del control social; el ejercicio del control fiscal a través del SIA-Contraloría y el Control fiscal Ambiental.

El trabajo en equipo en la contraloría de Cundinamarca garantizó la socialización de estos de resultados inicialmente,  ante los propios funcionarios de la entidad,  al generar  conciencia sobra la gestión que se cumple en beneficio de las comunidades en el departamento y del control territorial  y posteriormente, ante la Auditoria General de la República.

Consulte, los detalles de la presentación en nuestras redes sociales.