Bogotá, 28 de noviembre de 2017. Alarmada por la falta de atención a la población con discapacidad el organismo de control fiscal presentó el diagnóstico para identificar si las alcaldías contaban con la Política Pública Municipal de discapacidad aprobada mediante acuerdo municipal y si funcionaba o no la accesibilidad física en los despachos municipales para atender a la población con discapacidad física y/o movilidad reducida.

De esta forma, estableció un procedimiento en el que solicitó a los personeros mediante una encuesta sustentar un primer diagnostico en la vigencia 2016, lo que permitió precisar que 85 de 115 municipios no contaban con la Política Pública municipal de discapacidad y que 81 municipios no reunían las condiciones en cuanto lo exigido por la accesibilidad física en despachos para atender a la población con discapacidad física y/o movilidad reducida.

“La falta de inclusión dejó ver la desatención a esta población en sus necesidades básicas y los obstáculos que enfrentaban para no participar equitativamente en sociedad”, advirtió el contralor departamental, Ricardo López Arévalo.

Así las cosas, el jefe del ente de control fijó un seguimiento permanente para que se cumpla con esta normatividad como herramienta de planificación y focalización de recursos públicos en los municipios, de tal forma solicitó la actualización del Registro de Localización y Caracterización de las personas con discapacidad para que se asignen los recursos suficientes y garantizar que la infraestructura pública cumpla con el diseño universal y las normas técnicas de accesibilidad.

De acuerdo con el resultado de la gestión el más reciente reporte de la vigencia 2017,  determina que 63 municipios avanzaron en la implementación de la Política Pública municipal de discapacidad (47 municipios en formulación y 6 no habían iniciado formulación). Al tiempo que 31 municipios registran acuerdo municipal. En cuanto a la accesibilidad en los despachos de las alcaldías municipales en Cundinamarca, se estableció que a 2018, 63 son accesibles.

El liderazgo que ha tenido la contraloría departamental se señala como buena práctica como valor agregado en la gestión fiscal y mejoramiento de la calidad de vida de una parte de la población en Cundinamarca.

Consulte más detalles en nuestra web