Bogotá, 28 de diciembre de 2018.  Los proyectos presentados por estos tres contralores escolares se destacaron por contribuir y dejar huella en el marco del ejercicio del control y vigilancia de los recursos públicos en sus respectivas comunidades educativas.

En la tercera versión de la convocatoria realizada por la Contraloría de Cundinamarca se presentaron, 23 propuestas de las cuales 9 cumplieron con las bases del concurso Semillero de Valores, en el marco del ejercicio del control y vigilancia de los recursos públicos en el sector educativo del departamento y de las cuales, 3 resultaron ganadoras al ser consideradas como mejores experiencias.

Es así, como la contralora escolar, Erika Jimena Rubio Rodríguez de la  I.E.D.  IPEBI de Fómeque fundamento su propuesta (Sembrando semillas sobre el cuidado de lo público) a través de actividades en las que socializó la promoción de una cultura de veeduría para que sus compañeros de colegio recibieran información sobre la importancia de vigilar y liderar proyectos que establezcan el cuidado de lo público.

El contralor escolar, David Méndez Camelo de la I.E.D. José Neira de Machetá le dio respuestas claras a su comunidad educativa sobre la función de los contralores escolares y activó su propuesta “Compromiso de corazón por la transparencia”, concientizando la cultura de un buen control fiscal, al visibilizar la forma como se invirtieron los dineros de su institución educativa, planteando el mantenimiento requerido a la infraestructura y el mantenimiento de las sedes, al demostrar que los baños de los hombres permanecían inundados y realizando un seguimiento al Plan Alimentario Escolar PAE  y al transporte escolar en las sedes más alejadas del casco urbano. En este caso también presentó una denuncia ante el organismo de control para que se verifique el agrietamiento de pisos y paredes en varios sectores del colegio que están en riesgo de colapso, en la zona de laboratorios donde se agrupan entre 30 y 40 estudiantes.

Por su parte, la contralora escolar Laura Vanessa Martín Aldana de la I.E,.D. Monseñor Agustín Gutiérres de Tibirita con su proyecto “Pintando sonrisas, renovando sueños” planteó renovar  los ambientes recreativos de la sede Teguavita, con el apoyo de las directivas y de los estudiantes que realizaban trabajo social obligatorio, exigido como requisito para graduarse.

De esta manera, los equipos y espacios destinados para la recreación deteriorados por su exposición a los cambios climáticos y por el paso del tiempo fueron intervenidos, para brindarles condiciones dignas de esparcimiento a los niños de menores grados.

En marzo de 2018 se posesionaron 295 contralores escolares, estudiantes de los grados 9°,10° y 11° de 354 Instituciones Educativas del departamento en cumplimiento al Plan estratégico 2016-2019 de la Contraloría de Cundinamarca y de la ordenanza 182 de 2013.  Durante su periodo, el organismo de control fiscal lideró jornadas de capacitación, así como la invitación a participación en el II Congreso de Contralores en Sopó, convocado por la Personería de este municipio.

Este grupo de contralores escolares por primera vez conformó veedurías para hacer seguimiento a los Planes de Alimentación Escolar, PAE, convocadas mediante la circular del 16 de marzo por el contralor departamental y presidente de la Comisión Regional de Moralización, Ricardo López Arévalo ante el incremento de denuncias por presuntas irregularidades y demoras en el servicio.