Ricaurte, 27 de marzo de 2019. Con la expresión: “Yo quiero dejar huella”, pronunciada ante el contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo, y la comunidad educativa, los 17 contralores escolares de la provincia del Alto Magdalena asumieron el reto de ser los líderes de la vigilancia de los recursos en sus colegios.

El acto, el cual se replicó simultáneamente con la asistencia de representantes del jefe del ente de control en las demás provincias del Departamento hace parte de las acciones que buscan fortalecer el espíritu de liderazgo de las nuevas generaciones en el ejercicio del control social a que están llamados.

Desde el municipio de Ricaurte, en donde el contralor López Arévalo presidió la toma de juramento a estos estudiantes, invitó a los jóvenes a dar ejemplo y que “el ejercicio de este cargo no sea para buscar la popularidad ni para guardar las espaldas a los estudiantes vagos, sino que sea para lograr el beneficio de toda la comunidad”.

Para ello, el contralor se comprometió a prestar desde el ente de control y con el concurso de las autoridades departamentales y locales el apoyo necesario para el cumplimiento del deber que les encomendaron sus propios compañeros al ser elegido para ocupar este cargo dentro de la comunidad educativa.

De la misma forma exhortó a los jóvenes a trabajar de la mano con los personeros estudiantiles, ya que ellos también son un soporte importante en las metas propuestas y como fortalecimiento del gobierno escolar, figura que tiene como objetivo formar a los jóvenes como líderes honestos de la. «No duden que estamos frente a los futuros contralores o demás líderes políticos de nuestro departamento de nuestro pais ».

Dentro de las directrices dadas hoy por el contralor López Arévalo, se destaca la necesidad de que los alumnos integren las comisiones de seguimiento a los Programas de Alimentación Escolar, los cuales han presentado importantes cuestionamientos por parte de la comunidad y que la Contraloría de Cundinamarca ha priorizado en sus líneas de auditoría .

También, informó el resultado de su gestión, obras que dejaron de ser inconclusa cómo: el hospital de La Vega, el acueducto de La Mesa-Anapoima, el Hospital regional de Zipaquirá, el puente Férreo de Nemocón, entre otras, con una recuperación de $231.000 millones de pesos, que estaban a punto de perderse.

Señaló que actualmente la Contraloría de Cundinamarca, a través de la Dirección Operativa de Investigaciones adelanta 17 procesos verbales contra responsables de posibles detrimentos patrimoniales, número nunca antes registrado en la historia de la Entidad desde que se estipuló normativamente esta figura.

Para finalizar invitó a los recientes posesionados contralores escolares a que participen en el insigne concurso “Semillero de Valores”, actividad que premia las mejoras propuestas de trabajo en control social estudiantil, emblema de este programa.

Es de recordar que en la provincia de Magdalena Centro, la ceremonia de posesión se realizará el mañana jueves 28 de marzo de 2019, en la sede de Cultivarte, a partir de las 8:30

 

Vea el acto en:

https://www.facebook.com/contraloriade.cundinamarca/videos/2408431922723021?sfns=mo