Boletín No. 41. Bogotá, 26 de diciembre, 2019. El documento que se convierte en la carta de navegación frente al futuro ambiental para las nuevas administraciones departamentales y municipales fue entregado a la Asamblea de Cundinamarca. En los primeros días de enero del 2020 se hará llegar a los nuevos alcaldes, así mismo a los concejos municipales con el propósito de que conozcan la situación en cada uno de sus municipios y de esta manera, puedan trabajar armónicamente con la administración central.

La contraloría hace un llamado para que las alcaldías cumplan con la gestión frente a la apropiación e inversión de recursos para la compra, mantenimiento y/o pago por servicios ambientales – PSA.  De los 115 sujetos de control, tan solo 51, el 44%, en el año 2018 apropiaron lo establecido, que ordena la destinación de un porcentaje no inferior al 1% del total de sus ingresos corrientes para la adquisición y mantenimiento de las áreas de importancia estratégica con el objeto de conservar los recursos hídricos o para financiar esquemas de pago por servicios ambientales en dichas áreas.

Este Informe Anual del Estado de los Recursos Naturales y del Ambiente del Departamento de Cundinamarca del año 2019, y el cual por mandato constitucional las contralorías deben presentar año a año, abordó 6 temas fundamentales en la protección del patrimonio ambiental departamental, así: 

  1. Seguimiento al cumplimiento de la Sentencia del Río Bogotá, según lo establecido para los órganos de control en la oren 4.76.
  2. Estado del agua suministrada a la población del Departamento para consumo humano.
  3. Gestión de los Residuos Sólidos en el departamento de Cundinamarca.
  4. Estado de los Embalses en el Departamento.
  5. Cumplimiento del artículo 111 de la Ley 99 de 1993.
  6. Cumplimiento del CONPES 3451 de 2016 sobre la protección y recuperación de la Laguna de Fúquene.

En relación al saneamiento del río Bogotá, la Contraloría, a través de la ejecución de sus auditorías, analizó las acciones contractuales para la implementación y el cumplimiento de las ordenes de la Sentencia emanada del Consejo de estado sobre la descontaminación del Río Bogotá, proceso en el que se verificó las inversiones de los 45 municipios que hacen parte de la cuenca del río y que son sujetos de control, permitiendo establecer 119 hallazgos administrativos, 14 con presunta incidencia disciplinaria y 3 con presunta incidencia fiscal, por un valor de $ 752.575.674.

Respecto al panorama del sector de agua potable en el departamento de Cundinamarca, el estudio revela que el 91% de las fuentes de abastecimiento de agua para el servicio de acueducto son de origen superficial, lo cual obliga a que las políticas de protección del recurso hídrico se deben enfocar en el cumplimiento del artículo 111 de la Ley 99 e 1993, adquiriendo y manteniendo los predios de importancia estratégica que surten de agua los acueductos, con un un control constante sobre la disposición inadecuada de sustancias que afecten los criterios de calidad de las fuentes.     

Al abordar la temática de la prestación del servicio de aseo, se observó que la zona urbana está cubierta en un 98 por ciento, cifra de destacar; sin embargo, en las zonas rurales sólo el 37 por ciento gozan de esta prestación. Por ello enfatiza el informe que los prestadores del servicio de aseo deben desarrollar soluciones oportunas y eficientes para la disposición final de los residuos sólidos, implementando rutas de recolección selectiva, medidas que integren la prevención en la generación, reducción, reutilización, aprovechamiento en el sitio de origen, tratamiento para la reincorporación de los materiales a los procesos productivos y finalmente la disposición final.

A su vez se manifiesta que el mantenimiento y la construcción de nuevos embalses, deben ser planificados de tal forma que se controlen los impactos negativos en los sistemas ambiental, económico y social del área intervenida, implementando acciones encaminadas a prevenir, corregir, mitigar y compensar los efectos negativos y potencializar o fortalecer los positivos, involucrando la participación comunitaria en el proyecto.

Frente a la protección de las áreas de importancia estratégica, la Contraloría de Cundinamarca hace un llamado a las alcaldías del Departamento para que caractericen y cuantifiquen la demanda de agua en sus territorios, garantizando la calidad del recurso, así como la cobertura y continuidad en la prestación del servicio de acueducto, implementado actividades de manejo eficiente que impliquen consolidar y fortalecer la gobernabilidad y gestión integral del recurso hídrico.

Con la elaboración y publicación de este Informe Anual del Estado de los Recursos Naturales, la Contraloría de Cundinamarca, en cumplimiento del deber constitucional que le asiste respecto a la vigilancia de la gestión fiscal del Estado, da otro paso en la evaluación de la gestión fiscal ambiental sobre sus sujetos de control, con el objeto de salvaguardar el patrimonio natural de los Cundinamarqueses.