Boletín 42. Bogotá, 26 de diciembre de 2019. Los organismos de control y vigilancia de la capital (contraloría de Bogotá, Procuraduría General de la Nación y Personería de Bogotá) que hacen parte la Comisión Regional de Moralización Bogotá-Cundinamarca se unieron por primera vez para revisar el funcionamiento y atención del Programa de Alimentación Escolar (PAE).

Desde agosto de 2018, un grupo de trabajo de especialistas (abogados, ingenieros de alimentos, nutricionistas y médicos adscritos a las entidades distritales, asumieron acciones conjuntas y coordinadas dirigidas a la inspección, vigilancia y control del PAE realizando visitas a las instituciones educativas y a los operadores logísticos.

39 instituciones educativas con 73.620 estudiantes, que corresponde aproximadamente al 10% de la cobertura de suministro, atendieron las inspecciones, en Bogotá, donde se registran 429 colegios con 780.052 estudiantes matriculados en el SIMAT para la vigencia 2018, según registro de la Secretaría de Educación, a los cuales se les entrega complementos alimentarios en la modalidad de servicio integral de desayunos y almuerzos escolares y/o refrigerios.

De esta manera se evidenció que de los 39 establecimientos educativos visitados; en 23 se suministra únicamente refrigerio; en 15 se entrega refrigerio y comida caliente y en una institución se distribuye solo comida caliente.

De igual forma, el informe identificó falencias de carácter técnico y en salubridad, entre las que se encuentran: no existe coherencia entre el número de estudiantes beneficiados en el SIMAT de la Secretaria de Educación y los registrados por los operadores logísticos y de los colegios, lo que genera que algunos niños se queden sin el refrigerio o se haga una entrega superior de raciones, generando gastos injustificados, afectando el uso eficiente y racional de los recursos públicos.

  • Los rectores y coordinadores no verifican ni registran las cantidades ni las condiciones de los alimentos.
  • No existe designación de un coordinador del programa lo que afecta el seguimiento de entrega de los complementos alimentarios a los estudiantes (logística, recepción, conteo, calidad, distribución y entrega de refrigerios).
  • Coordinadores ni estudiantes de apoyo para esta labor cuentan con formación en educación sanitaria, certificación médica y elementos de protección personal, que le permitan proteger los componentes del refrigerio, minimizar el deterioro y a su vez, evitar condiciones que afecten el daño de los mismos.
  • No se realiza un informe de seguimiento de peso y talla a los estudiantes beneficiarios del programa PAE para la vigencia 2018, que evidencie la contribución a medir el impacto de calidad de vida de los estudiantes.
  • No se entrega, en algunos casos, el gramaje establecidos por la norma

 Evidencias de carácter higiénico sanitario:

  • Algunos colegios visitados no cuentan con un lugar específico para almacenar temporalmente los refrigerios, que requieren un sitio donde se realice la recepción, conteo, distribución por curso mientras son entregados a los estudiantes.
  • No existe evidencia frecuente de la inspección, vigilancia y control en las instalaciones de los colegios por parte de la Secretaria Distrital de Salud.
  • Existen deficiencias locativas y equipos que no garantizan la calidad de los alimentos calientes y su distribución en otras sedes.
  • Algunos colegios no cuentan con concepto sanitario igual o menor a un año de vigencia.

Igualmente, el grupo de profesionales visitó 6 plantas de ensamble de refrigerios, vehículos transportadores de refrigerios y rutas de entrega en los colegios pertenecientes al programa de alimentación escolar PAE, con el fin de verificar el cumplimiento de los requisitos higiénico sanitarios, locativos, de funcionamiento, transporte y manipulación de alimentos.

El documento presentado con las respectivas actas de seguimiento y material fotográfico destaca, además, que para el grupo de profesionales a cargo fue esencial el control social que realizaron los mismos estudiantes, la información aportada fue observada durante las inspecciones.