Correo electrónico funcionarios de la Contraloría de Cundinamarca

    Ingreso a la Intranet de la Contraloría de Cundinamarca

     

 

 

 

Boletín 05, Bogotá, D.C. 25 de marzo de 2021. Durante el desarrollo de la audiencia pública de control social para las provincias de Medina y Bajo Magdalena, realizada el pasado miércoles 17 de marzo, el ente de control dio a conocer que, de acuerdo con los reportes recibidos en la Contraloría Departamental, con corte enero de 2021, estas regiones presentan 14 obras inconclusas por una suma que supera los $13.899 millones de pesos.

Para la Contraloría de Cundinamarca es preocupante la situación en la provincia de Bajo Magdalena, la cual reporta 12 obras inconclusas; y en especial hace una llamado al municipio de Guaduas, entidad territorial que registra 5 obras inconclusas por un valor de que ascienden a $7.150 millones de pesos y en el cual sólo el contrato marco 1380-16 por valor de $6.004 millones de pesos y que ordena la elaboración de los estudios técnicos, diseños, presupuesto de obra y la construcción de los espacios requeridos para la implementación de la jornada única en la Institución Educativa Miguel Samper de este municipio de Guaduas, no se ha cumplido a cabalidad.

Las otras obras inconclusas reportadas en Guaduas son: Mantenimiento y adecuación casa de la mujer, por valor de $15.783.830 de pesos; la construcción de las obras de infraestructura para la terminación del área de urgencias de la E.S.E. hospital San José de Guaduas, por una suma $785.615.470 de pesos; la adecuación, ampliación y mejoramiento de la infraestructura física del hogar comunitario “Mi Pequeño Mundo”, por $146´316.770 de pesos y la ejecución de las obras mínimas y reparaciones locativas para la mitigación del riesgo y protección del bien inmueble de interés cultural y patrimonial casa Consistorial del municipio, por un valor de $198´137.076 de pesos 

En cuanto al municipio de Puerto Salgar, la contraloría Departamental dio a conocer que en esta entidad territorial se reportan 3 obras inconclusas que ascienden a una suma de $5.316 millones de pesos, dentro de las cuales es de gran preocupación la no terminación de la construcción de la planta de tratamiento de agua potable acueducto por gravedad del municipio, por un valor de $ 2.876 millones de pesos, situación que además de generar posible detrimentos patrimoniales, expone a toda una comunidad a graves impactos ambientales. 

Las otras dos obras inconclusas reportadas son: la elaboración de los estudios técnicos, diseños, presupuesto de obra y la construcción de los espacios requeridos para dar inicio al proceso de implementación de la jornada única en la Institución Educativa Departamental Al Mixto del municipio de Puerto Salgar,  por un valor de $2.289 millones de pesos, dentro del Contrato marco 1380-36-16; y la ampliación Planta Física de la I.E Policarpa por $150 millones de pesos.

Por su parte, en Caparrapí se reportaron 4 obras inconclusas, así: construcción pavimento barrio El Municipio, por $100´000.000 de pesos; construcción pavimento vereda Dindal, por $180´000.000 de pesos, construcción de red de acueducto, alcantarillado sanitario y fluvial en el barrio El Municipio, por un valor de $180´000.000 de pesos y el mejoramiento de la vía Novilleros que conduce a la vereda La Montaña y el Centro Poblado, por $49´642.297 de pesos

Con referencia a la provincia de Medina, sólo se reportan como obras inconclusas la adecuación y construcción de la II etapa de la estructura física para El Hogar Grupal, por $195.496.983; y la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales de la inspección de Maya, por $728.804.357.

Frente a esta situación, el contralor de Cundinamarca, Edgard Sierra Cardozo, reiteró el llamado a las administraciones a tomar medidas efectivas para que estas obras sean puestas al servicio de la comunidad y, así mismo, advirtió a los alcaldes y jefes de planeación sobre la responsabilidad que les compete al proyectar sus obras de infraestructura, de tal forma que las mismas no queden truncadas y se conviertan en elefantes blancos, que afectan los recursos públicos de las entidades locales y en especial el bienestar de la comunidad.

Durante la audiencia pública virtual, la Contraloría de Cundinamarca, al analizar la gestión fiscal ambiental, llamó la atención a las administraciones de Medina y Caparrapí, quienes realizaron apropiaciones inferiores al 1% del total de sus ingresos corrientes para la adquisición y mantenimiento de las áreas de importancia estratégica para la conservación de recursos hídricos, no cumpliendo con el artículo 111 de la ley 99 de 1993, que ordena apropiaciones no menores al 1 por ciento. En el caso de Medina el 0,5% y Caparrapí sólo llegó a 0,35%. Es de destacar la actividad desarrollada por Guaduas, municipio que apropió para este fin un 5,3%. 

Dentro del balance presentado por la Entidad sobre las auditorías practicadas a las entidades de estas dos provincias, la Contraloría de Cundinamarca, informó que en el periodo de 2018 a 2020, para la provincia de Medina se han ejecutado 7 auditorías en el nivel municipal y 2 dos en el nivel departamental. Para la provincia de Guaduas, han sido 13 y 4 auditorías respectivamente.

El Contralor Sierra Cardozo, expresó que estas audiencias públicas, que se realizan periódicamente con cada una de las provincias del Departamento, tienen como objetivo el propiciar espacios de diálogo con las comunidades, aliadas fundamentales para alcanzar un ejercicio del control social que consolide una sociedad protagonista en la lucha anticorrupción e invitó a todos los ciudadanos a participar activamente en las próximas audiencias programadas por el ente de control departamental.