Bogotá, lunes 18 de marzo de 2013

Contraloría de Cundinamarca expide función de advertencia por retrasos en construcción del hospital María Auxiliadora del municipio de Mosquera.

Frente a los retrasos en la construcción del hospital ESE María Auxiliadora del municipio de Mosquera, la cual debía entregarse en junio de 2012 y ante varias prórrogas, el contralor de Cundinamarca Néstor Leonardo Rico Rico, en Función de Advertencia de fecha 14 de marzo de 2013, expresa que “la administración en aras de cumplir con los dispuesto con el 1 del artículo 4 de la Ley 80 de 1993, debe exigir del contratista la ejecución idónea y oportuna del objeto contratado y de esta forma cumplir con los objetivos trazados y descritos en los estudios de oportunidad y conveniencia que anteceden a las suscripción del contrato y que corresponde satisfacer las necesidades de salud de los habitantes del municipio de Mosquera”.

El contralor Rico agregó que “Advertencia que de igual forma se sustenta en el hecho que la administración municipal ha realizado desembolsos a favor del contratista lo que implica que en el evento de incumplir en el término de la ejecución de la obra (12 de mayo de 2013), la administración tendrá que hacer efectivas las garantías existentes y a su vez esta situación puede derivar en una eventual responsabilidad fiscal por la afectación al patrimonio de la entidad territorial”

Esta función de advertencia surge al evidenciar durante una visita del contralor Rico, su equipo auditor y las mismas autoridades locales a las obras en mención, que éstas presentan retrasos, ya que el término de ejecución inicial pactado se estableció en ocho meses desde el acta de inicio, la cual se suscribió el 10 de octubre de 2011; es decir que la obra debió entregarse en junio de 2012; sin embargo a la fecha no se ha culminado la construcción. También se estableció que el municipio de Mosquera hasta la fecha ha invertido más de 3.700 millones de pesos en esta obra.