zipa_35

La Contraloría en la provincia de RIONEGRO
Continuando con el proceso de vinculación de la comunidad para fortalecer el control fiscal, la Contraloría de Cundinamarca sigue firme en su compromiso de acompañar el proceso de “construcción participativa del Plan de Desarrollo 2012-2015” organizado por la gobernación de Cundinamarca. La cuarta mesa provincial se llevó a cabo hoy primero de febrero a partir de las 8 de la mañana en las instalaciones del Colegio Técnico Comercial Ana Francisca Lara del municipio de Pacho.
De esta forma la entidad de control departamental continúa con su política de interacción con la ciudadanía planteada por el contralor Néstor Leonardo Rico Rico y es la reactivación del programa de control social desarrollado por la Entidad fiscalizadora que busca proporcionar un espacio de deliberación sobre los problemas de la región, especialmente en los temas de salud, educación, presupuesto, finanzas, infraestructura, contratación, medio ambiente y servicios públicos; así como un acercamiento de la Contraloría hacia la comunidad.
Es de señalar, que la Contraloría de Cundinamarca estará presente también en la quinta mesa provincial que se realizará en el municipio de Medina a partir de las 10 de la mañana.
Una gestión moderna, en pro de la transparencia y un ejercicio de control fiscal oportuno, participativo y con resultados de impacto en el mejoramiento de la calidad de vida de los cundinamarqueses, son los pilares sobre los cuales, se construye la propuesta que busca fortalecer el accionar de la Contraloría de Cundinamarca.
CONTRALORÍA SIGUE HACIENDO PRESENCIA EN MESAS PROVINCIALES

 

Con la asistencia del contralor Néstor Leonardo Rico Rico a las mesas provinciales de Medina y Sabana Centro, la Contraloría de Cundinamarca continúa con el acompañamiento a la Gobernación de Cundinamarca en su proceso de formulación del Plan de Desarrollo Departamental 2012-2015.

En estos encuentros, los cuales se desarrollaron en los municipios de Medina y Zipaquirá, el pasado viernes tres y el sábado cuatro de febrero respectivamente, el contralor Rico reiteró a las administraciones municipales las principales falencias detectadas en pasadas auditorías y los invitó a que estuvieran atentos para no caer en los mismos errores.

Además, la Contraloría hace presencia con funcionarios que explican a los nuevos servidores de las entidades territoriales el proceso de rendición de la cuenta a esta Entidad y, al mismo tiempo, reciben quejas y denuncias de la comunidad sobre el manejo de los recursos públicos.

De esta forma la Contraloría de Cundinamarca busca ser una institución que va más allá de ser una “fábrica de hallazgos”, y convertirse en una institución con un ejercicio de control fiscal oportuno y participativo.