BOLETÍN DE PRENSA No 190. Bogotá D.C. 27 de febrero de 2015


De acuerdo con la información suministrada por las administraciones locales de la provincia del Alto Magdalena durante la Audiencia Pública realizada en pasado jueves 26 de febrero en el municipio de Nariño, se evidenció que frente a los controles y seguimiento a las características físicas, químicas y microbiológicas del agua potable, estos presentan conceptos favorables con requerimientos, situación que al comparar con años anteriores muestra una mejoría en el suministro del vital líquido. Sin embargo, la Contraloría de Cundinamarca manifestó la necesidad de acelerar las acciones para garantizar un abastecimiento de agua en condiciones que no den lugar a requerimiento alguno, tanto en calidad como continuidad del servicio.

Dentro de las acciones que se encuentran desarrollando las entidades territoriales para alcanzar esta meta están: adecuación y optimización de los sistemas de potabilización, dotación de laboratorios, ampliación de coberturas, cambio de redes, entre otros.

En este aspecto, el municipio de Girardot lleva la delantera al cumplir con todos los requisitos para un suministro efectivo de agua potable.

En el área de saneamiento básico y vertimientos, todos los municipios de la provincia cuentan en su totalidad con planes de saneamiento y manejo de vertimientos, los cuales se encuentran en etapa de ejecución.

En horas de la tarde, pasada la Audiencia en Nariño, el Contralor Auxiliar, Germán Enrique Madero Pérez, presidió en el municipio de Jerusalén la actividad “Claves del Control Fiscal”, una estrategia liderada por el Ente de Control que busca darle a conocer a  los alcaldes y gerentes de hospitales las principales falencias que estos incurren en el manejo presupuestal y contractual.

 Vea aspectos de la jornada