Bogotá 7 de enero de 2016. El nuevo Contralor de Cundinamarca durante el acto de posesión ante la Asamblea departamental  se comprometió a trabajar para garantizar el buen uso de los recursos públicos de los  2 millones 600 mil cundinamarqueses.

“No habrá obras inconclusas sin responsables fiscales. No se permitirá el uso de urgencias manifiestas para vulnerar los prinicipios de la contratación. No va a ver daño al patrimonio público por dolo o culpa del funcionario sin responsabilidad fiscal”. Aseguró López Arévalo.

Durante su discurso de posesión el Contralor departamental enfatizó en tres puntos fundamentales que desarrollará en su gestión: un control fiscal efectivo y moderno; una Contraloría cercana a la ciudadanía con el programa ”A solas con el Contralor” y un ejercicio fiscal autónomo e independiente.

Anunció, además, que durante el primer mes de gestión convocará a los 115 alcaldes del Departamento con el fin de establecer lineamientos para el sistema de Alertas Tempranas, informes de gestión y el cumplimiento de las políticas nacionales de austeridad.

El Contralor se refirió al desafío para Cundinamarca en el post conflicto, al respecto dijo:  “soy amigo de la paz y la misma se consolida si los recursos para atención de victimas y poblaciones vulnerables no se desvían de su fin”.

Habló además de los retos que debe enfrentar y su preocupación por los informes de la Auditoria  en los que revela una situación preocupante, en la vigencia de 2014, en la que se reportó 1.145 procesos ordinarios de responsabilidad fiscal, en cuantía aproximada de 215 millones de pesos, y que no han generado fallo fiscal. “Más grave aún que ese informe señala que de cada 10 mil pesos de detrimento del patrimonio público que investiga la Contraloría de Cundinamarca, existe la expectativa de una recuperación máxima de $17 pesos.”, explicó López Arévalo.

Igualmente se declaró amigo de las TIC, herramientas que calificó de fundamentales para la socialización de los procesos de contratación, y afirmó que será un abanderado en la promoción y uso de las redes sociales durante su gestión.

El nuevo Contralor de Cundinamarca es abogado de la Universidad de los Andes, especialista en gestión pública e instituciones administrativas y en derecho sancionatorio. Cuenta con más de 20 años de experiencia en el servicio público en diferentes entidades y organismos de control y vigilancia a nivel local, departamental y nacional.

Se ha desempeñado en la Defensoría del Pueblo, como asesor de la Cámara de Representantes, secretario de la comisión de vigilancia y organismos, asesor de la Dirección de Rentas en la Gobernación de Cundinamarca, procurador provincial de Facatativá, procurador judicial administrativo de Bogotá D.C., fue secretario general de la Empresa de Servicios Postales Nacionales y en la Unidad Nacional de Protección UNP.