Bogotá, 27 de enero de 2016. “Éste acto se convierte en una afrenta contra el equilibrio sostenible de los bosques nativos cundinamarqueses”, expresó el Contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo, al tiempo que solicitó a la población de Junín facilitar la información que permita a las autoridades ubicar a los responsables.

Explicó que esta entidad de Control Fiscal no solo estará atenta a velar por el buen uso de los recursos financieros del departamento sino que defenderá la conservación y sustentabilidad de los recursos naturales de Cundinamarca.

“No se justifica la muerte de este animal, que no genera riesgo para la población y es determinante en la conservación de los bosques de la región de Cundinamarca”, precisó el Contralor López Arévalo.

En este sentido anunció que solicitará a los alcaldes de los 116 municipios del departamento información detallada de la flora y la fauna silvestre existente en sus territorios, a fin de contribuir a la preservación de las especies que allí habiten, especialmente las que estén en peligro, para que sean incluidas en los diferentes programas nacionales e internacionales de conservación de vida silvestre.