Boletín 38. Bogotá, 2 septiembre de 2016.  En cumplimiento de las directrices presentadas durante la sesión de la Comisión Regional de Moralización Bogotá- Cundinamarca, se realizó la visita a este centro para verificar el estado y avance de las obras que impiden la atención al público, luego de completar seis meses de su inauguración.

El contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo en compañía del contralor de Soacha, Enrique López y el personero del municipio, Ricardo Antonio Rodríguez Cárdenas, así como funcionarios del Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca – ICCU, recorrieron las instalaciones y alertaron sobre el posible deterioro de las instalaciones y de los equipos especializados que hacen parte de la dotación para facilitar la atención de las víctimas que acudan al lugar.

Así mismo, llamaron la atención y señalaron que la falta de previsión en la no implementación oportuna del servicio de agua potable en el lugar puede comprometer los $4 mil millones de pesos de la inversión total del Centro de Atención a víctimas.

Ante esta situación, el contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo convocó a una mesa de trabajo de los integrantes de la Comisión Regional de Moralización, Bogotá-Cundinamarca, este lunes 5 de septiembre a las 10 de la mañana en la sede del organismo de Control.