Boletín 03 Bogotá, 18 enero 2017. El trabajo coordinado en el último año de los representantes de los distintos órganos de control que integran la Comisión y de las empresas públicas de servicio de Bogotá y Cundinamarca soluciona la crisis que padecen cerca de 100 mil pobladores de La Mesa- Anapoima ante la escasez y racionamiento del líquido durante 16 años.

“Las activas mesas de trabajo adelantadas entre las partes consolidaron el Convenio y el contrato que enmarcan la ejecución de $22 mil millones de pesos con el diseño y la construcción de los sistemas de almacenamiento y compensación de caudales, así como las obras de optimización, rehabilitación y ampliación de las redes que garanticen en el mediano y largo plazo la suficiencia de la infraestructura para la provisión de agua potable en La Mesa-Anapoima y en los municipios de Madrid, Mosquera y Funza”, explicó Uriel Gómez, Gerente Corporativo Sistema Maestro de la Empresa de Acueducto de Bogotá.

Por su parte, el contralor de Cundinamarca y presidente de la Comisión Regional, Ricardo López, señaló que “la lucha contra la corrupción se adelanta coordinadamente y ahora la misión de los entes de control es la de vigilar la debida inversión de los recursos y el cumplimiento de los compromisos pactados en la ejecución de las obras que se plantea finalicen en 2020”.

Durante esta primera sesión del año, el contralor de Bogotá, Juan Carlos Granados destacó “la voluntad política del distrito capital y del departamento, al lograr que un proyecto fallido y con circunstancias adversas, atienda la necesidad de la comunidad. Para eso hacemos parte de un organismo que articula la gestión en defensa de los derechos de las personas”. Concluyó.

Por su parte, el representante de la Contraloría General de la República, Alvaro Ruíz, explicó que con estos resultados que brindan agua potable a la comunidad, se debe entender que la articulación entre los órganos de control para vigilar proyectos es garantía de que se lleven a cabo dentro de los términos de moralidad y no se sigan aplazando.”

En esta ocasión, el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel indicó que acciones como esta, demuestran la transformación que se vive en el departamento en favor de las comunidades.

La presente sesión contó también con la asistencia además de los contralores de Cundinamarca y Bogotá de los demás miembros Comisión Carmen Castañeda, personera de Bogotá; Hernán Guillermo Jojoa Santacruz, defensor del Pueblo regional Cundinamarca; Enrique López, contralor de Soacha; Bibiana Escobar, directora de fiscalías seccional Cundinamarca, Aura Esperanza Torres, procuradora Regional de Cundinamarca, y los representantes de la Contraloría general de la República, Álvaro Ruiz y Jaime Gneeco.