Boletín 21 Girardot, 19 de mayo de 2017. Con estas palabras el contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo enumeró uno a uno los temas en los que el ente de control asumirá auditorías especiales, durante 45 días, ante el desgreño administrativo y financiero que encontró el grupo directivo que lo acompañó durante esta semana en el municipio, luego de conocerse la instalación de un aparato eléctrico que grabó 9 horas al grupo auditor, hechos que fueron puestos en conocimiento de las autoridades competentes. 

Entre los temas que se asumirán están: la planta de beneficio animal (SER regionales, PROCAGIR SAS (particular). Venta de activos y cobro coactivo (remates, inventario de inmuebles, conservación del patrimonio). Licencias de construcción, alimentación escolar, contratación, Prodesarrollo (gestión del riesgo) y el Instituto de Cultura y Turismo, (estampilla). 

Durante la rueda de prensa con los medios de comunicación de Girardot, el contralor departamental solicitó al alcalde encargado revisar el proceso liquidador de la Empresa ERAS, que completa 8 años sin que a la fecha se conozca el resultado. 

«Es incomprensible el pago de millonarias sumas de dinero a la funcionaria encargada. La orden de liquidación de esta Empresa Regional de Aseo en se registra desde 2008 y la demora afecta los recursos públicos, los cuales se deben defender, precisó López Arévalo.

Respecto a la falta de cuentas claras en la administración local, el jefe del ente de control dijo que se evidencia desorden financiero y múltiples cuentas bancarias, de las 211, 61, por más de $30 mil millones no están conciliadas y no se ha logrado determinar los verdaderos saldos presupuestales y ejecuciones, además de la parte contable.

El sofware de la Secretaria de Hacienda, no es confiable y permite modificar cifras de vigencias anteriores. De igual manera, explicó que la adquisición de bienes inmuebles, no permite contabilizarlos individualmente. 

Para la Contraloría de Cundinamarca, es preocupante que a pesar de que el municipio ha suscrito 34 contratos para realizar el saneamiento contable, éste no se haya logrado y continúe el caos.

De la visita realizada por el contralor y su equipo de trabajo al municipio de Girardot, la cual se extendió por una semana, se recepcionaron 47 denuncias ciudadanas y de veedores. Así mismo, se detallaron los recorridos por las diferentes obras inconclusas cuestionadas por los habitantes de la región en Apulo, Girardot, Ricaurte, Agua de Dios y Tocaima. Sitios en los que se encontró piscinas municipales abandonadas y deterioradas, obras en el parque principal sin la debida supervisión que garanticen la protección del patrimonio histórico, así como el abandono de Plantas de Tratamiento de Agua Potable, entre otras.