Bogotá, 27 de junio de 2017. El contralor de Cundinamarca, Ricardo López Arévalo, en su calidad de Presidente de la Comisión Regional de Moralización Bogotá- Cundinamarca  rechaza enérgicamente los anuncios de CODENSA S.A. en contra de los más de 26 mil habitantes del municipio de Sopó que hizo a través de comunicados con fecha del 23 y 24 de junio dirigidos al Comandante de Policía, a los clientes y habitantes de esta población informando la suspensión del servicio de energía con destino al alumbrado público, en algunos sectores de la población, a partir del 24 de junio.

Ante el pánico y la zozobra que ha generado este anuncio considera el Presidente de la Comisión Regional de Moralización de Bogotá- Cundinamarca, que si bien existen reclamaciones jurídicas y contractuales de algunos municipios de Cundinamarca y de la empresa prestadora del servicio de energía CODENSA S.A., e incluso del mismo Órgano de control que interpuso una acción popular, el primero de diciembre de 2016, contra los cobros efectuados bajo la modalidad de arrendamiento de infraestructura de alumbrado, en la que se fijó audiencia de pacto de cumplimiento para el próximo 6 de julio del año en curso, en el juzgado 47 Administrativo del Circuito de Bogotá, las vías de hecho como las ejercidas en las últimas horas por CONDENSA no son admisibles cuando se afectan derechos fundamentales de los ciudadanos de nuestro departamento.

Hago un llamado a las autoridades nacionales; Superintendencia de Servicios Públicos, Comisión de Regulación de Energía y Gas, Ministerio de Minas, el Congreso de la República, la Defensoría del pueblo y la Procuraduría General de la Nación para que en la competencia de cada entidad se encuentren alternativas que contribuyan a una solución concertada a esta problemática en la que no solo Sopó se encuentra afectado, sino 35 municipios más del departamento de Cundinamarca.

  

  

RICARDO LÓPEZ ARÉVALO

Contralor de Cundinamarca

Presidente de la Comisión Regional de Moralización Bogotá-Cundinamarca