Boletín No 35. Bogotá 21 de septiembre de 2017.  “Cundinamarca no puede convertirse en un paraíso fiscal, por eso celebro que cinco municipios (Cáqueza, Silvania, Jerusalén, Choachí y Nemocón) den ejemplo en su actualización catastral”, expresó el contralor Ricardo López Arévalo, al explicar la importancia del cumplimiento de este proceso que mejora las finanzas municipales y por ende, las inversiones en beneficio de las comunidades.

“Cáqueza salió de la lista negra de municipios desactualizados catastralmente, era el campeón con 19 años de estancamiento”, advirtió el contralor al señalar que estas iniciativas protegen también el patrimonio público al garantizar que los particulares paguen lo que deben pagar a las administraciones municipales, puntualizó.

Por su parte el alcalde de Cáqueza, Guillermo Gutiérrez Cruz, indicó que esta iniciativa requiere de la participación de los concejales, presidentes de juntas de acción comunal, veedores y comunidades en las zonas rural y urbana, para lo cual invitó a las convocatorias que se cumplirán a partir de esta semana y que contarán con la presencia del personal de apoyo, los reconocedores y coordinadores.  Así mismo, se refirió que a la fecha, anualmente el municipio solo recibe $350 millones de pesos en predial.

El director regional del Instituto Agustín Codazzi, IGAC, Luis Helbert Quevedo, aseguró que acompañarán la actualización que permitirá a las administraciones municipales tomar decisiones respecto a las políticas de desarrollo rural y urbano, así como también, en lo concerniente al ordenamiento territorial.