Boletín No. 41 - Bogotá, 20 de diciembre de 2017. La Contraloría de Cundinamarca declaró la responsabilidad fiscal del ex acalde y gerente de la E.S.E. Sibaté al establecer que incurrieron en una gestión fiscal antieconómica, e ineficiente al crear y construir la Empresa Social del Estado, E.S.E. de Sibaté, sin que el municipio estuviera certificado ni habilitado por parte del Ministerio de Protección Social y la Secretaría de Salud del departamento.

Conocedores los responsables fiscales de la ausencia de competencia por parte del ente territorial para la creación de la E.S.E. Sibaté giraron y comprometieron recursos que no cumplieron con la finalidad del estado y de la contratación, ya que el mismo Consejo de Estado mediante sentencia de casación declaró nulo el acto de su creación.

De esta manera, el Ente de Control Departamental hará efectivas las medidas cautelares decretadas en el proceso con el fin de resarcir el millonario daño en cuantía de ($1.064.355.474 valor indexado) causado al municipio de Sibaté contra el exalcalde José Uriel González Vargas, quien ejerció funciones durante las vigencias 2008 y 2011, así como de Gustavo Adolfo Borbón García, exgerente de la E.S.E de Sibaté, desde el 12 de marzo de 2009 hasta el 13 de febrero de 2012.

Igualmente se destaca que durante las vigencias 2009, 2010, 2011 y 2012 se pagaron recursos por $1.005.475.375, para la puesta en marcha de la E.S.E. Además, se comprobó que, aunque funcionó dos años (marzo 09 a septiembre 11) hoy en día no lo está, dado que nunca contó con su habilitación, ni con el requisito de capacidad técnico administrativa como lo señala la ley y por lo mismo nunca pudo brindar el servicio para el cual fue creada.